Cómo crear un hábito de aprendizaje de idiomas

Para lograr tus objetivos de aprendizaje de idiomas es clave que desarrolles un hábito. Aquí está nuestra guía sobre cómo sacar lo mejor de Babbel y hacer que el aprendizaje de un idioma sea parte de tu día a día.

Cómo crear un hábito:

  1. Encuentra tu momento 
  2. Integra el aprendizaje en algo que ya te gusta hacer
  3. Sigue tu progreso con el tiempo
  4. Encuentra personas para practicar

 

1. Encuentra tu momento

La parte más importante para convertir algo en un hábito es encontrar tiempo en tu agenda para hacerlo. La buena noticia es que las lecciones de Babbel duran entre 10 y 15 minutos, por lo que puedes incluirlas fácilmente en tu jornada. Ahora solo necesitarás descubrir la hora que mejor funciona para ti, ya sea en tu desplazamiento diario, a la hora del almuerzo, por la noche o cualquier otro momento que te resulte más conveniente. 

Lo ideal sería que practicaras tu idioma todos los días, o al menos a intervalos regulares. Es por eso que Babbel ha incluido, como una característica clave de nuestra app, los recordatorios de aprendizaje. Elige una hora del día en la que tengas tiempo, selecciona la cantidad de días por semana que quieres recibir el recordatorio y deja el resto en nuestras manos. 

Descubre cómo configurar recordatorios de aprendizaje aquí.

 

2.  Integra el aprendizaje en algo que ya te gusta hacer

Hacer que el aprendizaje sea divertido es esencial para mantener la motivación. Intenta realizar algunas de tus actividades favoritas en el idioma que estás aprendiendo. Esto es una excelente manera de mezclar tu tiempo libre con la práctica del idioma.

Por ejemplo, si te gusta seguir las noticias, intenta leer, ver o escucharlas en tu nuevo idioma. Muchas páginas web de noticias y otros pódcast independientes graban sus noticias diarias de manera más pausada, teniendo en mente a los estudiantes de idiomas. Si disfrutas de plataformas digitales de televisión, intenta ver un programa en tu nuevo idioma con subtítulos en ese mismo idioma, en lugar de en español. Lo mismo es válido para películas, libros, YouTube, pódcast e, incluso, redes sociales. 

 

3. Sigue tu progreso a lo largo del tiempo

Visualizar tu progreso es una manera fácil de mantener la motivación y convertir ese aprendizaje en un hábito.

Hemos hecho que este seguimiento a tu progreso sea una parte integral del aprendizaje con Babbel al incluirlo en el módulo "Mi actividad", en tu página de inicio si accedes desde un ordenador o computadora. Mira tu progreso, visualiza tu actividad semanal y celebra tus logros mientras conviertes tu aprendizaje en un hábito natural.

Si prefieres visualizar tu progreso de otra manera, busca algo más intuitivo para ti. Por ejemplo, si miras a menudo tu calendario, marca tu progreso con notas o pegatinas. Si tienes una agenda o un diario, también puedes anotar tu aprendizaje ahí. Lo más importante es encontrar lo que más se adapte a ti.

 

4. Encuentra personas para practicar

Si tenemos en cuenta que hablar un idioma es una actividad social, es importante encontrar personas con las que puedas practicar y que formen parte de tu horario semanal. Por suerte, sabemos que muchos usuarios comenzaron a aprender un idioma por su pareja o para conectarse con su comunidad. Si este es tu caso, entonces este aspecto te resultará fácil.

Si no es así, puedes intentar encontrar a alguien que esté aprendiendo el mismo idioma que tú (quizás empujar a un miembro de tu familia para que aprenda francés junto a ti) o, incluso, encontrar un tándem online. Independientemente de cómo practiques, aprender con alguien no solo es divertido, sino una excelente manera de mantenerse por buen camino.

¿Fue útil este artículo?