Consejos para aprender un idioma de manera efectiva

Si acabas de embarcarte en el aprendizaje de idiomas, puede resultar difícil saber por dónde empezar o, incluso, cómo estudiar. Aquí tienes nuestros mejores consejos para aprovechar al máximo Babbel e incorporar otros trucos en tu experiencia de aprendizaje. 

 

Encuentra tu motivación

Todo el mundo tiene una razón para querer aprender otro idioma. Tal vez estés aprendiendo para avanzar en tu carrera, conectarte más con tu pareja o, simplemente, para mantener tu cerebro en forma. Hay muchas motivaciones para el aprendizaje de idiomas. Y es importante marcar las tuyas antes de comenzar. Tu motivación será tu guía durante el viaje de aprendizaje, mostrándote qué vocabulario debes abordar primero y manteniéndote por buen camino, incluso en los momentos más ajetreados. 

Una vez que hayas identificado tu motivación, solo tienes que comprometerte a estudiar para alcanzar tus objetivos. Te puede ayudar escribir tu motivación en algún lugar donde la veas con frecuencia o buscar otro estudiante con quien puedas mantenerte por buen camino. 

Aquí te mostramos cómo encontrar contenido de aprendizaje que se ajuste a tus objetivos. 

 

Haz del aprendizaje un hábito

Después de encontrar tu motivación, el siguiente paso más importante para lograr un progreso constante es hacer del aprendizaje un hábito. Puede resultar tentador hacer varias lecciones de idiomas consecutivas en un fin de semana, para luego olvidarse de aprender hasta la semana siguiente. Por desgracia, esta estrategia de "atracones" no es muy efectiva y dificulta que el nuevo vocabulario llegue a tu memoria a largo plazo. 

Ten en cuenta que el aprendizaje de idiomas es una carrera de fondo, por lo que hay que ir despacio, pero con seguridad. Dedica un poco de tiempo todos los días al aprendizaje de idiomas (15 minutos durante tu trayecto diario puede ser suficiente) y mantenlo. Si descubres que te cuesta recordar que es hora de estudiar, intenta usar los recordatorios de aprendizaje de Babbel [hyperlink] para conseguir mantener el hábito. 

Descubre más sobre cómo crear un hábito de aprendizaje de idiomas. 

 

Repasa a menudo

Ahora que te has comprometido a aprender regularmente, deberías comprometerte a repasar con la misma frecuencia. A pesar de que siempre resulta más interesante hacer nuevas lecciones, cada vez que vayas a estudiar también debes repasar al menos un bloque anterior. Comienza a repasar después de tu primera o segunda lección para que incorpores esta práctica a tu hábito de aprendizaje. 

Algo especialmente fácil con Babbel porque nuestra función Repaso se basa en el método científico comprobado de repetición espaciada. Este método está especialmente diseñado para incorporar vocabulario nuevo a tu memoria a largo plazo, a la vez que realiza un seguimiento de todo lo que has aprendido hasta ahora. Además, conoce el momento adecuado para mostrarte los elementos más antiguos, así no tienes que preocuparte por perder el vocabulario que ya has aprendido. 

Descubre más sobre el método de repaso de Babbel aquí. 

 

Sumérgete en el idioma

Si quieres avanzar rápidamente, es bueno entrar en contacto con tu nuevo idioma tanto como sea posible. Esto significa, además de hacer las sesiones de estudio regulares, ver programas de televisión o películas en el idioma, escuchar radio o pódcast mientras conduces, escribir la lista de la compra con el nuevo vocabulario aprendido o, incluso, hablar contigo para practicar. Incluso, si te atreves, puedes cambiar el idioma de visualización de su teléfono. Lo más importante es rodearse del idioma que estás aprendiendo. 

Aquí está nuestra guía completa sobre cómo complementar tu aprendizaje.

 

Encuentra a alguien con quien practicar

Por último, si quieres avanzar con velocidad, pon algo de energía en encontrar una persona con la que practicar la conversación. A no ser que estés estudiando una lengua muerta, probablemente estés aprendiendo para tener conversaciones con personas reales. De esta manera, aprenderás el ritmo del idioma y sentirás la presión de recordar el vocabulario mucho más rápido si pones en práctica los conocimientos desde el principio. 

Si no puedes practicar con alguien que viva cerca de ti, intenta encontrar una persona online con la que puedas chatear. Hay muchas comunidades online creadas en torno al aprendizaje de idiomas, por lo que solo necesitas encontrar a alguien con quien te guste charlar. 

¿Quieres otras formas de practicar conversación? Echa un vistazo a este artículo.

¿Fue útil este artículo?